miércoles, 23 de agosto de 2017

Momento 22

¡¡FELICIDADES MI NIÑA PRECIOSA!!

Sin querer me fijo en la cantidad de momentos que contiene este "Diario de una ilusión", y también, sin querer, me doy cuenta que las últimas entradas no han sido chispeantes como las primeras, ni emocionantes como las del medio. Lo siento, hija, la chispa a veces se resiente y la emoción se pone a prueba cada día que no sé nada nuevo sobre el proceso de tu adopción.

Cariño, cuando creé esta crónica, lo hice pensando en que algún día te la regalaría para que pudieras comprender cómo llegaste a mi vida. Creo que es fundamental que conozcas estos pasos, y que sepas cómo aprendí a quererte en la distancia, a esperarte sin conocerte, a imaginar una vida en la que ni tú ni yo nos volveríamos a sentir solas.

Bien, pues toda crónica, todo diario, si es sincero, si se escribe con el corazón, no puede estar siempre lleno de alegrías y cosas positivas. Sencillo, porque no es lo natural, no es humano. Y así son estas letras, un juego de subidas y bajadas, como el tobogán más impresionante que hayas conocido.

Pues a ver, te resumo en qué momento estamos:

La última vez que te escribí fue en el mes de junio, y entonces te contaba la aventura de la renovación del visado de tu abuela y el mío, del informe de idoneidad del Gobierno de Canarias y una serie de locuras más, que, afortunadamente, tuvieron solución.

En ese momento me dijeron que ya quedaba poquito para nuestro encuentro, y que todo dependía del juez de India que llevara nuestro caso. Juzgado designado, representantes preparados, y adelante con la carrera judicial. Se celebró una primera vista, en la que me comentan que todo fue positivo, y que habría una segunda vista el 4 de agosto, y que en ella sabríamos cosas más concretas. Bien, estamos a 23 de agosto, y aun no sé nada más. Creo que en tu país no tienen prisa ninguna para que tú y yo nos conozcamos.

Entre tanto, recibo un regalo en forma de fotos nuevas, y aunque me de la sensación de que se trata de la zanahoria que se coloca delante de los burros para que se concentren y mantengan su vista puesta en algo rico y sabroso al alcance de la nariz pero no de la boca, me emociono, y no dejo de mirarlas cada día. Te estás haciendo mayor, mi niña, estás creciendo aparentemente sana y feliz. Y es que has cumplido 8 añazos, ¡¡y se nota!!




Estás preciosa, mi princesa. Y qué quieres que te diga, se me parte un poco el alma cuando te veo y te pienso. Pero al mismo tiempo sé que no puedo caer ahora, porque estamos en el último tramo que intuyo el más duro emocionalmente, y necesito estar fuerte para ti. 

Por lo pronto, me han regalado un nuevo libro por mi cumpleaños, y ya estoy como loca imaginándome, imaginándonos, haciendo alguna de las recetas que contiene, porque mi niña, te aseguro que tienen todas una pinta muy muy rica. Es éste:



Delicioso en apariencia, impresionante el interior. 

Bueno, mi estrella, me voy despidiendo, y espero de corazón no tardar tanto en escribirte, porque eso significará que sé algo nuevo sobre ti. ¿Que deseo que eso ocurra?, ¡¡ni te imaginas!!

Te mando trillones de besos, y lo hago mediante la postal que te he enviado este año, y que espero que te hayan hecho llegar:



Mami te quiere, mami te espera...

martes, 13 de junio de 2017

MOMENTO 21

Hola mi princesa.

No, no me he olvidado de ti, aunque lo parezca por el tiempo que hace que no te escribo. Lo siento mucho, créeme.

Digamos que ha habido una serie de contratiempos que me han tenido entretenida, y sin muchas ganas de contarte cosas. Ya sé que eso no es bueno, porque te quiero tener al día de todo, pero piensa que mamá no siempre estará bien, aunque lo intentará por ti, eso seguro. Como dice tu abuela, cuando se está mal, "salud de bote". ¿Qué qué significa? Sencillo, cuando no te salga una sonrisa, píntatela.

Pues eso trato de hacer yo cada vez que pienso en ti.

Uno de esos cotratiempos que te comento, y que se ha solventado tenía que ver con el Certificado de Idoneidad emitido por el Gobierno de Canarias, y que caducó en abril de este año. Como bien sabía yo, éste tenía una vigencia de tres años, siempre y cuando en ese periodo de tiempo, no se hubiera producido la asignación de un menor. 

En mi caso, así es, porque desde enero del año pasado, del 2016, tengo tu carita tatuada en mi alma.

Pero, por un despiste burocrático, y tal y como te conté en el post anterior me llamaron del Gobierno para decirme que tenía que renovar ese documento, y para ello, debía reunir documentación como la primera vez que lo obtuve.

Bien, pues desde la Agencia de Adopción me confirmaron que no hacía falta porque ellos tenían un documento del Gobierno de Canarias en el que claramente se lee que no es necesaria la renovación porque yo ya te tengo asignada. 


Ese "problemilla", solucionado.

Otro de los quebraderos de cabeza vino de la mano de los visados. Estos sí que se caducaron en el mes de abril. Bueno, pues venga, a tramitarlos de nuevo. Todo es poco para tenerte a mi lado. Y cuando envío la documentación a la empresa que los tramita, que es distinta a la que los hacía la primera vez que los gestioné, me ponen pegas, hasta en dos ocasiones, con las fotos; cuando eran las mismas, exactamente las mismas, que las presentadas en octubre de 2016, y que como tal, están impresas en el visado anterior. 

Bueno, no hay problema. Nos hacemos fotos nuevas, las mandamos, y para adelante. Pero no, no fue tan sencillo. Las fotos si valieron. Pero resulta que hubo un problema en los sistemas informáticos de la empresa gestora, y me ofrecieron un tipo de visado un periodo de vigencia inferior a los seis meses. 

Consulté de nuevo con la Agencia de Adopción, y me aconsejaron que esperásemos. Así se lo transmití a la empresa, y bueno, dicha espera ha durado casi un mes. 


Pues ya está. O no, porque me sigues faltando tú. Tu país sigue sin poner fecha para nuestro encuentro, y aunque me desespero, me entristece, y hasta podríamos decir que me enfada, no puedo permitir que los sentimientos negativos me dominen, porque tengo la sensación de que si se apoderan de mi, me alejo de ti.

Princesa, acabo como empecé, diciéndote que no me he olvidado de ti. Ni muchísimo menos. Miro cada día tu foto, y te lanzo un beso con los ojos, con el corazón. 

Pequeña, sea cuando sea, nos queda un día menos para estar juntas.




martes, 11 de abril de 2017

MOMENTO 20

NO ME RENDIRÉ...

... sin pelear. Y la única forma que tengo de hacerlo es no perder la esperanza. 

Siento no haberte escrito antes, supongo que esperaba a noticias importantes sobre nuestro encuentro. Pero no, no es así. De hecho, lo que te tengo que contar forma parte del proceso, pero no es nada divertido.

Por un lado, me llamaron del Gobierno de Canarias para decirme que el Certificado de Idoneidad caduca en apenas unos días, ya que su vigencia es de tres años. Debo solicitar por escrito su renovación y para ello tengo que reunir una serie de documentación como la que tuve que conseguir la primera vez que lo tramité. Sí, cielo, lo reconozco, se me saltaron las lágrimas con la persona que me llamó, porque se me viene el cansancio encima y me da la sensación de ir un paso hacia atrás, en vez de avanzar. Es burocracia, tesoro, y debo hacerlo cuanto antes, es mi forma de pelear por ti.

Más que nada para que en India sigan pensando que soy idónea para ti, que conmigo estarás cuidada y atendida. La felicidad no se puede garantizar por escrito, pero yo te la prometo, porque te la mereces. Y yo también.

Porque, por otro lado, hablé con la Agencia que lleva nuestro expediente, y me dicen que sí, que ya están todos los documentos en los juzgados, y que ya hay un juez asignado para nuestro caso. Aun no se sabe si voy a tener que estar en el juicio en el que se confirme nuestro vínculo o si voy ya directamente a buscarte. Lo que sí me comentaron es que muy posiblemente haya que renovar los visados de tu abuela y el mio, que caducan el mes que viene, así que todo apunta que nuestro encuentro se retrasa un poco más.

No te lo niego, mi niña, me siento un poquito abatida porque, sinceramete, ya te imginaba aquí. Pero bueno, dicen que todo lo bueno se hace esperar, y tu vas a ser maravillosa.

Bueno, mi princesa de piel de canela, sea cuando sea, ya queda un día menos para nuestro futuro.

Te quiero 

domingo, 5 de febrero de 2017

MOMENTO 19

LA HABITACIÓN DEL SILENCIO

Pasa el tiempo, y tu dormitorio sigue repleta de palabras silenciadas, de sonidos sin voz, de alegría contenida. La luz entra por la ventana e ilumina el espacio que un día llenaras con tus canciones, tus juegos, tus sueños...


Las últimas noticias que tengo sobre nuestro tan anhelado encuentro no son muy alentadoras, o al menos, hacen que la esperanza se vuelva un poco más pequeñita. Todo está en orden, los pasos se han dado correctamente, en tiempo y forma. Pero ahora estamos en manos de la justicia hindú. Un magistrado tiene nuestro expediente sobre su mesa, y tiene que determinar cuándo podremos vernos. O bien emite una sentencia con un documento que me deben mandar para que yo lo firme, y se fije la fecha de nuestro abrazo. O bien considera oportuno que yo asista al juicio en el que apruebe que tú y yo seamos madre e hija, y ya después, ponga el día y la hora de nuestra reunión. Así que mi niña, de una u otra manera, nos toca esperar.

Bueno mi vida, cambio de tema para no ponerme triste. Hay dos nuevas amiguitas en tu habitación, y que estoy segura que te van a enamorar. Son dos muñecas de trapo preciosas y que han venido desde Italia. Mira:


¿A que son maravillosas? Te las han regalado tus tíos María y Daniele y están hechas a mano por la mamá de Daniele, Licia. Hace unas cosas tan bonitas y tan entrañables, que cualquier creación son un auténtico amor.

Y como no, tu pequeña biblioteca tiene tres títulos nuevos:


El primero contiene dos cuentos clásicos, La Sirenita y Los Viajes de Gulliver. La novedad es que es un libro bilingüe, en español y en inglés. Porque será bueno que leas cositas, al principio, en el idioma en el que te están educando, como bien dice tu tía Conchi

El segundo, realmente, es para las dos, porque nos va a ayudar a identificar todo tipo de emociones. Porque en esto de la maternidad soy una novata, y siempre será bueno tener este referente a mano. Se trata de Emocionario, Di lo que sientes, un maravilloso manual ilustrado de la editorial Palabras Aladas, y con textos de Cristina Núñez Pereira y Rafael N. Valcárcel.

Y por último, uno que estoy deseando estrenarlo contigo, Cuentos con beso para las buenas noches. ¡Es tan bonito! Lo ha publicado Alfaguara, y tiene textos de Vanesa Pérez Sauquillo e ilustraciones de Almudena Aparicio. Cariño, te lo aseguro, una delicia.

Chiquitita, ya ves que nos toca seguir esperándonos. Así que te mando un nuevo paquete con cientos de besos en una nube, uno por cada día que nos separan...  

viernes, 23 de diciembre de 2016

MOMENTO 18

FELIZ NAVIDAD PRINCESA

Hola mi niña linda. 

Te escribo para mandarte un recuerdo en forma de Belén, de espumillón, de lucecitas e ilusión. Reconozco que ya me imaginaba adornando la casa estas navidades junto a ti, con tus manitas dándole un toque especial a todo, y con tus ojos bien abiertos con ese brillo tan especial que tienen los niños en esta época de año. Todo sería nuevo para tí, y yo me esforzaría para explicarte en qué consiste esta pequeña locura que montamos los mayores alrededor de unas fiestas con tanto significado, al menos para mi.

Pero no, mi cielo, un mar de burocracia aun nos sigue separando y soñando.

Pero tranquila, cariño, quiero creer que cada día que pasa estamos un poquito más cerca, y que la tristeza de estas fechas sin ti se conviertan, con un toque de magia, en felicidad...


Por lo pronto, he colocado en tu habitación adornos como el que te enseño ahora, y que lo ha hecho tu abuela Carmen. ¿Sabes?, lo voy a dejar para que te lo encuentres cuando llegues. Además, pienso que es atemporal, porque es un angelito precioso, y sí, mamá cree en estos seres, sobre todo en esta época del año. Porque estoy convencida que tu abuelo Ángel lo es y aunque no hayas tenido la suerte de conocerle, él te protegerá a lo largo de tu vida. Es más, sé que ahora lo está haciendo...


 Cielo, yo sigo esperándote y aunque la paciencia me abandona en ciertos momentos, sigo confiando en nuestra historia juntas, y estoy convencida de que muy muy muy pronto podremos empezar a disfrutar de todo lo que hasta ahora solo podemos soñar. Mientras tanto, voy entrenando unas frases que las he escuchado una y mil veces, y que, hija mía, sé que se me escaparán contigo , jiji...


Bueno, mi vida, en tu nombre y en el mío propio, quiero aprovechar para felicitar la Navidad a todas las personas que están en mi vida y que estarán en la tuya. Y que el 2017 sea el año en el que se cumplan los deseos de las personas a las que quiero.



Un besito para todos, y GRACIAS por estar a mi lado...
 

viernes, 21 de octubre de 2016

MOMENTO 17

diVISAnDO el futuro...


Preciosa, siento si en la última entrada me mostré un poco tristona. Perdóname, cariño. Supongo que estos malos momentos son los que me hacen más humana, porque pienso que es fruto de mis ganas por tenerte de forma real en mi vida, no solo en mis sueños. 

Te guiño un ojo, y te sonrío de nuevo con esperanza y mucha ilusión.

  


Superado el bache, cojo fuerzas para esta nueva etapa, que, sin duda, es de las más importantes, porque nos acerca un poco más.

Bien, por un lado, tengo que pedir un informe en el que me autorizan a traerte, y que servirá para que la burocracia de tu país se convenza un poco más de que tú y yo podemos ser una familia:


¿Has visto? Donde pone "Relación con el menor" ya me identifico como "Madre adoptiva". Mi niña, me siguen emocionando estos detalles. ¡¡Qué bonito!!

Por otro lado, ya estoy también con los trámites de los visados de tu abuela y el mío. El de ella es de Turista, y el de mamá, de Entrada, que es el que me autoriza en India a encontrarme con mi estrellita:


El visado será por seis meses, así que cielo, al menos ahora puedo poner un tiempo concreto en mi mente. Uno siempre espera que sea lo antes posible, pero hay que ser positivos y pensar que al menos ya podemos decir que estamos a unos meses de abrazarnos y empezar nuestra historia juntas.

Mientras ese momento llega seguimos llenando tu mochila de regalitos y entretenimientos varios para las largas horas de vuelo que separan tu tierra de nuestro hogar. 



Pequeña, te esperamos y somos muchos los te queremos en la distancia, eso no lo dudes ni un momento. Espero que cuando algún día leas estas palabras seas consciente de ello. 

Muchos besos, princesa...

domingo, 2 de octubre de 2016

MOMENTO 16

Quiero darte el cielo...

Hola mi pequeña.


No me he olvidado de ti, ni de escribirte, solo que estoy pasando un momento de bajoncillo. Nadie dijo que el camino que me llevaría a ti iba a ser fácil. Desde el principio me advirtieron que tuviera mucha paciencia, y que debía tener una gran fortaleza, sobre todo mental.

Todo lo que me contaron se queda corto si lo comparo con el torbellino de sentimientos que tengo ahora mismo en mi interior. Cariño, es muy duro. Y más ahora, porque estoy a la espera de una única llamada para ir a buscarte. Cuando empezó esta aventura estaba llena de esperanzas  e ilusiones. Y mi cielo, te aseguro que así sigue siendo. Pero reconozco que desde que te pongo cara me cuesta un mundo imaginarte en tu orfanato. Sí, sé que es la vida que conoces, y que hasta cierto punto serás feliz allí. Pero mi vida, se me parte el corazón saber que ya podrías estar a mi lado, llenando este vacío tan grande. ¿Egoísta? Sí, lo soy.

Me hubiera encantado poder verte abrir tus primeros regalos de cumpleaños, llenar de fotos portaretratos como el que me regaló Paco, preparar juntas la mochila para tu primer día de cole, y dejar lista la ropa para el día siguiente, como hace tu mamá...



Pero no, debo seguir esperando. Ya no podemos mirar las instantáneas del verano juntas, pero mira, quizás las imágenes que creemos se produzcan en el otoño que acabamos de inaugurar. Hombre, ya te digo que donde viviremos no se nota mucho la estación de las hojas que se caen, pero te confieso que es mi favorita, y disfrutaremos de algo de fresquito. Quien sabe, puede que este año paseemos bajo la lluvia agarraditas de la mano...


Bueno, tesoro, pase lo que pase, y llegue cuando llegue, ya queda menos para vernos, besarnos y abrazarnos. Me sigo preparando para ti, y sí, te prometo que pelearé para tener la tristeza y los miedos a raya.

Me despido de ti hoy con una canción que he encontrado en varios foros de adopción, y que describe perfectamente cómo me siento en este momento. Es de la cantante Merche, y aunque es del año 2011, no ha perdido ni un ápice de sentimiento, al menos para mi...


Dulces sueños, Princesa. 

Te quiero